Gran representación institucional

Presentación de las instalaciones de Clínica Mompía 

Clínica Mompía ha presentado esta mañana sus nuevas instalaciones que incluyen las unidades de Reanimación y Cuidados Intensivos, dos nuevos quirófanos, una sala de intervencionismo completamente equipada, vestuarios para pacientes con 26 taquillas, un aseo accesible para personas con discapacidad, y una sala de espera general. Esta reforma forma parte de una obra de remodelación mucho más amplia comenzada hace ya 4 años de la mano del arquitecto Ignacio Noguer y la empresa Ascán. La finalidad de este ambicioso Plan de Mejora Continua ha sido aumentar la seguridad, la eficacia y la adecuación a las demandas asistenciales, lo que ha supuesto una inversión total de 3,1 millones de euros en infraestructuras y cerca de 5 millones de euros en equipamiento.

Todas estas obras de reforma incluidas en la última fase del Plan de Mejora, junto a la unidad de partos inaugurada el pasado mes de septiembre, abarcan a una superficie total de más de 1.100 metros cuadrados, y han contado con un presupuesto de 1,6 millones de euros.

El presidente de Igualatorio Cantabria, Luis Tomás Gómez, y el director general del Grupo Igualatorio, Pablo Corral, estuvieron arropados por una amplia representación institucional, encabezada por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El acto contó además con la presencia de otros altos cargos de la Administración cántabra, entre ellos, el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; la consejera de Sanidad, María Luisa Real; y el alcalde de Bezana, Pablo Zuloaga.

Revilla ha asegurado que los cántabros “pueden vanagloriarse de una sanidad extraordinaria” y ha defendido la colaboración entre lo público y lo privado. El presidente ha destacado el “complemento” que está clínica privada supone para los hospitales del Servicio Cántabro de Salud y ha subrayado el “gran nivel” y la “plena satisfacción de los usuarios” del centro sanitario ubicado en Santa Cruz de Bezana. Además, ha agradecido a los responsables de Igualatorio Cantabria la apuesta reiterada este lunes de seguir invirtiendo en la mejora de sus instalaciones.

Por su parte, la consejera de Sanidad ha felicitado a los responsables de esta empresa por acometer mejoras que redundan en “mayor calidad y seguridad de los pacientes“, algo cuyo control y garantía es competencia de su departamento, tanto en la asistencia pública como en la privada.

En representación de la profesión médica acudieron el vicepresidente primero de la Organización Médica Colegial, Tomás Cobo; y el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Javier Hernández de Sande.

A ellos se sumaron el gerente del centro hospitalario Padre Menni, Carlos Pajares; el director gerente del Hospital Santa Clotilde, Andrés Muñoz; la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria, Marta Fernández-Teijeiro; y Mario Arroyo y Jorge Gordo, en representación del Colegio de Enfermería de Cantabria.

Asimismo, asistieron el director médico y el jefe de Medicina Preventiva de Clínica Mompía, César Madrazo y Jesús Mozota, respectivamente; el director de enfermería de Clínica Mompía, Alfredo Muñiz; el presidente de Ascán, Santiago Díaz; y el arquitecto, Ignacio Noguer.

Esta reforma ha culminado con la puesta en marcha de unas nuevas y reformadas instalaciones, modernas y funcionales, preparadas para afrontar los próximos 25 años. “Nos van a permitir un control mucho más exquisito, mucho más serio, mucho más académico del paciente”, ha asegurado el presidente de Igualatorio Cantabria. El Dr. Tomás Gómez también ha anunciado que las próximas inversiones se centrarán en “Urgencias, mantenimiento de ‘la casa’ y fundamentalmente en tecnología“.

El Grupo Igualatorio da respuesta así a un compromiso adquirido con sus asegurados, y que no es otro que el de continuar a la vanguardia en calidad y servicios asistenciales, como uno de los actores principales de la sanidad regional.

UCI y Reanimación

La nueva área de Reanimación y UCI se encuentra localizada en la planta -1 de Clínica Mompía y ocupa algo más de 249 metros cuadrados.

Tanto la unidad de Reanimación, que posee de nueve camas, como la UCI, que consta de tres boxes acristalados, se han dispuesto alrededor de una mesa central, lo que permitirá un control visual directo de todos los pacientes.

Además, se han ampliado las zonas de almacén y se ha creado una habitación para el médico intensivista.

Clínica Mompía ha pasado de siete quirófanos a nueve, más una sala de intervencionismo, que permitirán a Clínica Mompía realizar otro tipo de procedimientos de mayor complejidad que se sumarán a los que hasta ahora se venían haciendo, y con un claro aumento de la calidad y seguridad de forma conjunta.

Con las obras de reforma ya finalizadas, se ha efectuado una sectorización clara y homogénea, dejando la Reanimación en el “centro de gravedad” entre el bloque quirúrgico original, la sala de intervencionismo, los nuevos quirófanos y el área de partos por un lado, y los vestuarios de pacientes y la sala de espera de familiares, por otro. También se mejora el importante aspecto de la intimidad y confidencialidad con despacho de información específico.

Asimismo, se han redimensionado los diferentes servicios para adecuarse a las necesidades asistenciales de Clínica Mompía, añadiendo los nuevos quirófanos y, sobre todo, casi triplicando la superficie de Reanimación, a la que se añade una UCI con 3 boxes.

El proyecto ha supuesto una obra de gran envergadura que ha exigido unos estrictos controles de bioseguridad y que se ha llevado a cabo sin alterar la actividad asistencial del propio hospital.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.